Turismo

Destaca la Plaza Mayor, el Arco del Castillo, una casona con mirador en forma de torreón, y el conjunto de la que debió ser la mansión de los marqueses, con galería aragonesa.

La iglesia parroquial, siglo XVI, de interior gótico-plateresco, está decorada con rosetones en las bóvedas, trompas platerescas en el ábside y un retablo barroco con el escudo de los señores.

En Peramán, la ermita de Ntra. Sra. de la Ola.